Para Catherine Steiner, autora de The Big Disconnect: Protecting Childhoood and Family Relationships in the Digital Age, una familia sustentable desarrolla una relación con la tecnología sin perder de vista la prioridad de proteger y cultivar las relaciones familiares:

  1.  Reconoce la presencia generalizada de la tecnología digital en el mundo actual y desarrolla una filosofía familiar sobre cómo usarla que refleja y se sustenta en los valores familiares y en su bienestar. Tiene sus propias formas de divertirse, pasar el rato y desconectarse de la tecnología. 
  2. Procura el juego y juega junta.
  3. Nutre la conexión con sentido y la conversación reflexiva que comparte sentimientos, valores, expectativas y optimismo.
  4. Sus miembros entienden que cada integrante es único y procuran su independencia y sus intereses individuales, además de fomentar su independencia en el contexto familiar.
  5. Construye un mecanismo para las sanas discrepancias. Los padres ponen límites y no imponen verdades sino que muestran las razones y son coherentes.
  6. Tiene sabiduría, vínculos con el pasado y el futuro y un lenguaje común que comparten con la familia y amigos.
  7. Promueve experiencias sin conexión a Internet en las que los niños pueden experimentar y cultivar la relación consigo mismos, el estar a solas y la conexión con la naturaleza. 

Para saber más de Catherine Steiner puedes consultar su página: http://www.csadair.com/. Ahí podrás consultar sus propuestas de cómo hablar con tu hijo si decidiste que es el momento de darle un teléfono celular.